• model-air-banner-blog
  • panzer-aces-banner-blog

Pintura de Paños con Acrílicos

AUNQUE EL ROSTRO SUELE CONVERTIRSE CON FRECUENCIA EN EL PROTAGONISTA INDISCUTIBLE DENTRO DE UNA FIGURA, NUNCA PODRÁ ANULAR O RESTAR SIGNIFICACIÓN A ESOS SECUNDARIOS DE LUJO QUE SON SIEMPRE LOS PAÑOS.

Miniaturísticamente hablando, se entiende por paños todas aquellas telas y tejidos que componen la vestimenta de una figura, independientemente del material en que estén elaborados, de su diseño o de la época. En la mayoria de los casos (lana, lona, fieltro, algodón. etc.) el pintor deberá buscar un acabado lo más mate posible, aunque en otras ocasiones (seda, satén, tela impermeabilizada, gabardina, etc.) intentará conseguir distintas intensidades de satinado o brillo. Pero esto es ya otra historia, de la que nos ocuparemos en futuros artículos.



1. La capa base deberá quedar uniforme, sin tapar los detalles
2 y 3. Las sucesivas subidas de luz se irán aplicando sobre las zonas altas de los pliegues, procurando concentrar cada vez más las capas de color.

En el caso concreto de nuestra figura, nos vamos a encontrar con tres colores bastante comunes en las figuras de época: el rojo y el azul de la casaca y el blanco de las polainas.

Empezaremos aplicando la capa base, para lo cual daremos a la superficie a pintar quede perfectamente cubierta. Aquí deberemos procurar que la pintura este lo suficientemente fluida como para que cubra bien sin “empastar” los detalles. Una vez lista la capa base, resultará conveniente poner la figura bajo un foco de luz (la bombilla de un flexo, por ejemplo) y estudiar las luces y las sombras que se forman sobre ella, para tener luego una idea m‡s clara de su situación e intensidad.



4. Las últimas luces se aplicarán sobre las zonas de más resalte.
5. Con el sombreado oscureceremos la zona interna de los relieves.

El siguiente paso será la iluminación progresiva de los pliegues y realces. Para ello elegiremos uno o varios tonos aclaradores que iremos agregando al color base en sucesivas aplicaciones, concentrada y casi pura. Una vez más recomendamos a los menos experimentados que empiezen realizando pocas subidas de luz, hasta que logren alcanzar un dominio básico de factores tales como la disolución de la pintura, el fundido entre capas o la diferencia de pigmentación entre la pintura cuando está húmeda y una vez que ha secado.



6. Aplicación de la capa base en chupa, bocamangas y faldones.
7. Las luces se han realizado con dos tonos de azul medio y claro.
8. Al sombrear iremos resaltando detalles como los botones.

Acabada esta fase comenzaremos con el sombreado, mediante el cual vamos a contrastar la zona interna de los relieves con respecto que aplicaremos sin mezcla, o bien oscurecer la base con uno o varios colores. A diferencia de la subida de luces, las sombras podremos resolverlas en una o dos aplicaciones, que realizaremos con la pintura muy diluida e insistiendo suave y repetidamente con el pincel hasta lograr el grado de intensidad deseado.

9. Como color base del blanco se ha empleado un gris muy claro.
10 y 11. Suele resultar conveniente acabar las luces del color blanco con pocas aplicaciones, poniendo mayor enfasis en el trabajo de sombreado.
12. Vista final de las polainas, con todos los detalles acabados.

Por último, retocaremos todos los posibles fallos (lugares en donde nos hayamos salido con el color, manchas, roces, etc) y, si lo consideramos necesario, aplicaremos unos toques finales de luz y de sombra. El remate final lo daremos con el perfilado, mediante el cual lograremos la definición de ciertos detalles y un contraste más marcado entre volúmenes diferentes (bolsillos, faldones, botones, correajes, etc). Para su realización, emplearemos un tono mucho más oscuro que el elegido para las sombras, intentando no abusar nunca del negro.

CUADRO DE COLORES

Casaca:
BASE: rojo carmín 908.
LUCES: base + rojo cadmio claro 910.
SOMBRAS: base + un poco de verde oliva oscuro 968, o bien marrón rojizo 985 sólo.

Chupa, faldones y bocamangas:
BASE: azul intenso 925.
LUCES: base + azul mate 962 + azul profundo 844.
SOMBRAS: base + azul prusia oscuro 899 + un poco de negro 950.

Polainas:
BASE: gris plateado 883.
LUCES: base + blanco 951.
SOMBRAS: base + gris marina 991.

Todas las referencias comentadas en el artículo, pertenecen a la serie de pinturas acrílicas Model Color de Vallejo.

Queremos agradecer la cesión de éste artículo al staff editorial de la revista EUROMODELISMO.

Categories:  Model Color
Date of publication: 02/19/2010
http://www.acrylicosvallejo.com/en_US/pintura-de-panos-con-acrilicos/blog/43 Pintura de Paños con Acrílicos

Other related posts

  • 02/19/2010

    EL EFECTO METÁLICO DE UNA ARMADURA O EL DIBUJO DE UNOS ADORNOS MINÚSCULOS Y ENREVESADOS, LA PINTURA DE LA CARA SEGUIRÁ SIENDO SIEMPRE EL PUNTO FUERTE DE UNA FIGURA. Empezaremos pintando los ojos. Para ello cubriremos cada globo ocular…

    http://www.acrylicosvallejo.com/en_US/pintura-de-la-cara/blog/1/44 Pintura de la Cara
  • 02/19/2010

    MUCHOS PINTORES NOVELES PIENSAN QUE UNA VEZ SOLVENTADOS LOS DIFÍCILES TRAGOS QUE SUPONEN TANTO LA CARA COMO LOS PAÑOS, YA ESTA PRÁCTICAMENTE TODO RESUELTO, Y POR ESO SUELEN DESPREOCUPARSE UN POCO A LA HORA DE PINTAR LOS “ELEMENTOS…

    http://www.acrylicosvallejo.com/en_US/elementos-complementarios/blog/1/42 Elementos Complementarios